AVISO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Si no acepta la instalación de las cookies, pero continúa utilizando nuestra página web, se entenderá que ha dado su consentimiento. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”. Aceptar Más información
  1. Portada >
  2. Blog >
  3. ¿Afecta la conducción automática a la seguridad vial?

¿Afecta la conducción automática a la seguridad vial?

El sector del automóvil se encuentra siempre a la vanguardia de la tecnología. Existen avances en todos los campos: desde la seguridad vial hasta los equipos de sonido. Sin embargo, en los últimos tiempos, sobresalen aquellos sistemas capaces de hacer realidad los sueños de la ciencia-ficción de hace no demasiado tiempo. Los coches ahora se mueven solos.

Los sistemas de conducción automática están saltando de los prototipos a los vehículos de la calle. Sin ser, precisamente, de alta gama. Hay utilitarios que disponen de tecnología para aparcar sin manos. El vehículo detecta el lugar de estacionamiento, mide las distancias y realiza las maniobras (hasta dejar el automóvil perfectamente aparcado). De hecho, la DGT  está a punto de implantarse la posibilidad de obtener el carnet de conducir para coches con aparcamiento automático, si bien con este permiso no se permitirá al que consigue este permiso, conducir otra clase de coches.

Estos mecanismos llevan directamente a una pregunta: ¿será posible que los coches conduzcan solos en el futuro? La respuesta, inevitablemente, pasa por el sí.

Se han realizado pruebas en vehículos que son capaces (gracias a elementos como cámaras, láseres y sensores) de recorrer grandes distancias sin necesidad de conductor, así que es cuestión de tiempo que estos sistemas se perfeccionen hasta tal punto que la ley les permita circular por las vías públicas.

De hecho, una de las razones por las que se introducirán los coches automáticos es reducir los accidentes de tráfico, causados, principalmente, por errores humanos.

Uno de los debates más apasionantes que se están planteando en la actualidad, remite a si el coche debería poner en peligro la vida del conductor, por el bien común. Es decir, si se detalla una situación crítica (como, por ejemplo, el riesgo de atropellar a un grupo de ciclistas) y la única manera de evitarla fuera que el coche colisionara contra un muro... ¿cómo reaccionaría la inteligencia artificial?

Sin embargo, para plantearnos de verdad este tipo de cuestiones todavía queda mucho camino por recorrer, hasta entonces, debemos pensar que la seguridad vial está únicamente en nuestras manos y debemos ser conscientes de la responsabilidad que supone estar al frente de un vehículo cuando se circula por una carretera.

 

Escuela de Conductores
byLobo Agencia Digital