AVISO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Si no acepta la instalación de las cookies, pero continúa utilizando nuestra página web, se entenderá que ha dado su consentimiento. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”. Aceptar Más información
  1. Portada >
  2. Blog >
  3. Consejos para conducir con seguridad si hay niebla

Consejos para conducir con seguridad si hay niebla

Conducción segura y eficiente 29 de septiembre 2017

Las condiciones climáticas afectan a la conducción.  No es lo mismo ponerse al volante en un soleado día primaveral que en una jornada de lluvia y niebla. Detrás de muchos accidentes está la niebla, por lo que conviene seguir una serie de consejos de seguridad vial y conocer los errores más habituales que se cometen cuando este fenómeno atmosférico reduce la visibilidad.

Errores frecuentes al conducir con niebla

Más allá de conducir como si fuese un día soleado, el error más común es encender las luces de carretera o largas. La visibilidad será igual de mala, y además de molestar a otros conductores, su propio reflejo en la niebla puede molestar al conductor que las lleva puestas. Otro error bastante habitual es parar en el arcén hasta que la niebla escampe, sin tener en cuenta que otros usuarios se pueden ver obstaculizados. Por eso, conviene parar en estaciones de servicio.

Conducción segura con niebla

En los días de niebla, la primera medida que se debe adoptar es encender las luces antiniebla del coche, que son las que realmente funcionan. La trasera es obligatoria si la niebla es muy densa; y si no se tiene antiniebla delantera se utilizarán las de cruce y posición a la vez. También hay que reducir la velocidad progresivamente y aumentar la distancia de seguridad con el coche que nos precede para evitar alcances.

Hay que utilizar el freno con suavidad para que no se bloqueen los neumáticos y evitar el vaho en el parabrisas. Orientar la ventilación hacia el cristal o utilizar el limpiaparabrisas ayudan a eliminar el vaho del cristal. También es aconsejable conducir en silencio o con poco ruido, afinando el oído ante la aparición inesperada de cualquier vehículo. Por último, si la visibilidad no acompaña, mejor no realizar adelantamientos.

 


 

Escuela de Conductores
byLobo Agencia Digital