AVISO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Si no acepta la instalación de las cookies, pero continúa utilizando nuestra página web, se entenderá que ha dado su consentimiento. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”. Aceptar Más información
  1. Portada >
  2. Blog >
  3. Los accidentes de tráfico más habituales

Los accidentes de tráfico más habituales

Los accidentes de tráfico son una lacra a erradicar, y los esfuerzos de la Dirección General de Tráfico se orientan a conseguir rebajar las cifras año tras año. Aunque con picos de sierra puntuales, hoy mueren menos personas por conducir que antaño y los heridos con incapacidades permanentes también se han reducido exponencialmente. Vamos a indicar las causas más habituales de accidentes de tráfico y también las posibles sanciones a las que se expone el infractor.

Causas de accidentes de tráfico

Por regla general, rige el principio de proporcionalidad. El exceso de velocidad o de alcohol solo será delito a partir de un determinado nivel, y las distracciones al volante por el uso de dispositivos tecnológicos, en caso de que haya terceros perjudicados.

Aunque parece mentira, el exceso de velocidad sigue siendo uno de los factores más comunes en los accidentes de tráfico y, combinado con otros motivos, puede ser letal. Cuanto mayor sea el exceso, más probabilidades de generar daños irreparables, en especial en ciudades o travesías urbanas. Sorprende que, a pesar de la política de rebajar los límites, siga habiendo esta problemática.

El consumo de alcohol y otras drogas es muy peligroso, puesto que afecta directamente a los reflejos del conductor y, en consecuencia, multiplica las probabilidades de accidentes. Es por este motivo que en la década de los 90 se empezaron a introducir los controles de alcoholemia y, más recientemente, los test de drogas. La falta de reflejos favorece también el aumento de la velocidad por encima de los límites establecidos, formando un cóctel explosivo.

El uso de determinados dispositivos tecnológicos mientras se conduce es motivo de distracción, de forma que, desde que se instituyó el carnet de por puntos, es una de las infracciones más perseguidas. La infracción más habitual es que se utilice el teléfono móvil, pero esto también puede suceder con una tableta o portátil.

 

 

Escuela de Conductores
byAgencia Digital