AVISO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Si no acepta la instalación de las cookies, pero continúa utilizando nuestra página web, se entenderá que ha dado su consentimiento. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”. Aceptar Más información
  1. Portada >
  2. Blog >
  3. 10 razones por las que conducir una moto

10 razones por las que conducir una moto

Conducción de motocicletas 04 de julio 2016

Conducir una moto para muchos puede ser algo mecánico, una forma más con la que desplazarse a diario. Sin embargo, para la mayoría, conducir una moto no sólo tiene los beneficios de ahorrar atascos o evitar tener que buscar aparcamiento. Para la mayoría de moteros, se trata de una sensación de libertad, algo difícil de explicar. Aquí os presentamos un listado de las 10 razones principales por las que todo motero no cambiaría su vehículo ni por el mejor y más potente coche del mundo.

 

1. Disfrutar del entorno
Con una moto puedes vivir más el viaje, y dejarte envolver por el entorno gracias a que no estás dentro de una carrocería que te dificulta la visión o te impide sentir los elementos: el viento, el calor o el frío, las sensaciones son más auténticas. Es más, encima de la moto se puede disfrutar hasta de los olores. ¿Qué hay mejor que notar el olor a sal circulando en tu moto por una carretera costera? ¿O el olor a bosque por la montaña?

 

2. Un motorista sólo presta atención a la carretera
Las distracciones conduciendo una moto son más difíciles, ya que es completamente imposible utilizar el móvil mientras se está encima de la moto en marcha. Tampoco se quita de vista la carretera para cambiar la emisora de la radio o el CD de música, ni programar el GPS. Un motorista mientras conduce está pendiente de lo verdaderamente importante en ese momento: la carretera. Esto hace que el riesgo de accidente por este tipo de despistes, que en cualquier otro vehículo es elevado, en moto se reduzca enormemente.

 

3. Sentir más la carretera, sentir cada curva
Gracias a la libertad de ir encima de una moto la experiencia de conducir se hace más auténtica, más real. Cada curva, cada parte del trazado se siente de una manera más intensa, ya que se produce una fusión mucho mayor entre un motorista y la carretera, que cualquier otro conductor de la vía.

 

10 razones por las que conducir una moto

 

4. Ahorro de tiempo
Uno de los mayores beneficios de conducir una moto es el ahorro de tiempo considerable que se consigue, no solamente porque se puede aparcar fácilmente sino también porque se reduce el tiempo del trayecto al poder evitar los atascos con una conducción más ágil. Ya no hace falta calcular el tiempo que te costará aparcar, o si todo el mundo sale a la misma hora y hay retenciones cuando planifiques tu ruta.

 

5. Ahorro en el bolsillo
Además del considerable ahorro de tiempo que se produce, comprarse una moto, aún siendo la mejor del mercado o de coleccionista, será siempre más rentable que adquirir cualquier otro vehículo de similares características. Además, a este ahorro se añade también un menor gasto de gasolina que se produce en cualquier vehículo de dos ruedas comparado con un coche.

 

6. Conocer gente nueva
Los grupos de moteros se cuentan por miles, de todas las nacionalidades posibles. Se trata de un "tipo de gente" que le gusta compartir su pasión con más personas que sientan lo mismo a lomos de sus motocicletas. Esto permite estar continuamente en contacto con gente nueva, a la que conocer y con la que descubrir rincones del mundo. A cualquier parte del mundo que vayas siempre podrás encontrar un grupo de moteros que te acogerán con los brazos abiertos.

 

7. Un mantenimiento más sencillo
Con una moto el mantenimiento se simplifica, no hace falta ser un experto en mecánica para poder solucionar pequeños problemas que puedan surgirle a tu moto. Con unos pequeños conocimientos será más fácil "meter mano" a la moto que con cualquier otro tipo de vehículo.

 

8. Mejora la coordinación y el equilibrio del conductor
Como ya hemos comentado, conducir una moto requiere más concentración que al volante de un coche. Los mandos de la moto se controlan tanto con los frenos de mano como de los pies, esto hace que se mejore la coordinación del conductor al tener que controlar el vehículo tanto con manos como pies. Además, se debe también ser diestro en equilibrio para controlar el peso y la inclinación en cada curva.

 

9. Libera el estrés
A muchas personas les relaja conducir, sin embargo, no hay nada más liberador  que conducir una moto, donde puedes sentir la velocidad (respetando siempre los límites), el viento y dejar atrás tus problemas durante un rato. Tu moto y tú, el mejor desestresante posible.

 

10. Aproxima a las personas
No hay ningún vehículo que te una más a tu pareja que ir los dos en una moto, donde tu pareja se abraza a ti y sentís juntos cada acelerón, cada frenada y cada curva. La mejor terapia de pareja: una ruta en moto.

 

Escuela de Conductores
byLobo Agencia Digital