AVISO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Si no acepta la instalación de las cookies, pero continúa utilizando nuestra página web, se entenderá que ha dado su consentimiento. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”. Aceptar Más información
  1. Portada >
  2. Blog >
  3. El estrés, un problema para conducir

El estrés, un problema para conducir

La DGT insiste en que el estrés del conductor es una de las causas más importantes de accidentes mortales en España. Tener carnet de conducir no implica saber controlar las emociones al volante y ésta es una causa de accidente de coche tanto o más importante que la fatiga. 
Todos los conductores deberían pensar en el estrés como una parte importante de la seguridad vial y tendrían que concienciarse de la importancia de detectar cuándo el nerviosismo o la ansiedad pueden tener consecuencias negativas en su conducción. 
Hay que tener en cuenta que el estrés afecta tanto al cuerpo como a la mente y que puede deberse a muchas causas. Es necesario que el conductor no se deje afectar por ellas o que sepa solucionarlas a tiempo antes de seguir conduciendo.


El motivo más evidente de nerviosismo en el volante son los atascos, pero no es el único. El ruido o el llegar tarde también pueden ser importantes. Un conductor estresado reacciona con más agresividad e impulsividad, lo que hace que pueda tomar decisiones peligrosas al volante y que no se dé cuenta del riesgo que corre.

Esta sensación se puede evitar con algunos consejos básicos:

  • Organizar la jornada respetando los tiempos y los recursos: querer abarcar más de lo que se puede solo acaba generando más estrés.
  • Descansar lo necesario antes de coger el coche
  • Tener una vida saludable, en general ayuda a que el conductor tenga el organismo equilibrado y pueda reaccionar mejor ante el estrés.
  • Practicar alguna actividad de relajación habitualmente ayuda al control del estrés
  • Evitar las drogas, medicamentos, alcohol y el exceso de café.
  • Llevar música relajante en el coche

 

Está claro que la utilización de cualquier vehículo normalmente es para desplazarse de un lugar a otro, sin embargo, de vez en cuando debemos también aprovechar el placer de conducir, sin prisa y de manera relajada.

Como curiosidad a tener en cuenta, la Fundación RAC de Gran Bretaña demostró en una investigación que los olores de limón, hierbabuena, café y canela influyen en la relajación de los conductores. Quizá no sea algo determinante para evitar el estrés del conductor, pero puede ayudar a que nos sintamos más a gusto en nuestro vehículo y, por tanto, más relajados.

 

Escuela de Conductores
byLobo Agencia Digital