AVISO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Si no acepta la instalación de las cookies, pero continúa utilizando nuestra página web, se entenderá que ha dado su consentimiento. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”. Aceptar Más información
  1. Portada >
  2. Blog >
  3. Conducir con sueño tiene los mismos riesgos que conducir borracho

Conducir con sueño tiene los mismos riesgos que conducir borracho

Todos conocemos los peligros que supone conducir después de tomar un par de copas o incluso con resaca. Es un riesgo que nunca se debe asumir en carretera. No obstante, muchos conductores desconocen que un gran porcentaje de los accidentes también se producen por la falta de atención al volante que, en muchas ocasiones, viene dada por la falta de sueño.

Nuestro cuerpo no puede hacer uso de sus plenas facultades cuando no lleva un descanso adecuado. La fatiga provoca malestar general en el conductor disminuyendo sus habilidades en la conducción. Los síntomas más comunes son: visión borrosa, hormigueo en las extremidades, dolor de cabeza, dificultad de concentración y somnolencia. Por esta razón, se recomienda descansar cada dos horas o 200 kilómetros recorridos en viajes largos, no obstante, es prudente parar si sientes alguno de los síntomas que hemos mencionado.

Apnea y conducción

En este sentido, los conductores con apnea deben estar atentos cada vez que utilizan su vehículo, la Dirección de Tráfico asegura que tienen hasta 6,3 veces más posibilidades de sufrir un accidente de tráfico. De esta forma, alerta el riesgo de sufrir microsueños, 1.5 segundos con los ojos cerrados mientras se circula a 120 km/h equivale a recorrer casi un campo de futbol sin ver.

Riesgos de conducir con sueño

  • Aumento de la distancia de reacción. Cuanto más cansados estamos, más tiempo tardamos en reaccionar a los posibles peligros de la carretera y, por ende, más distancia recorreremos de forma inconsciente.
  • Toma de decisiones más lenta. En muchas ocasiones, se necesita una respuesta rápida cuando circulas en carreteras, sobre todo en autovía, el cansancio bloquea los pensamientos y provoca que cometamos más errores
  • Agresividad al volante. Si no tenemos un buen hábito del sueño, la pesadez y los dolores causados por ello provocan que seamos más agresivos con el resto de los usuarios en las carreteras.
  • Aumento de las distracciones. Resulta mucho más complicado estar concentrado en el volante cuando aparece la somnolencia. Las distracciones suelen aparecer con más frecuencia en estos casos, especialmente en carreteras monótonas.
  • Movimientos automáticos. Al tener menor capacidad para planear las ejecuciones de nuestro cuerpo, la mente tiende a mover nuestras extremidades de manera automática. Esto puede provocar que se realicen maniobras sin pensar.

 

Por esta razón, resulta crucial llevar un descanso adecuado en nuestro día a día. La seguridad en las carreteras la garantizamos entre todos

 

Escuela de Conductores
byLobo Agencia Digital