AVISO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Si no acepta la instalación de las cookies, pero continúa utilizando nuestra página web, se entenderá que ha dado su consentimiento. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”. Aceptar Más información
  1. Portada >
  2. Blog >
  3. ¿Es legal el intercomunicador del casco de la moto?

¿Es legal el intercomunicador del casco de la moto?

Conducción de motocicletas 18 de abril 2018

Los viajes en moto con los amigos se vuelven muy aburridos si uno no se puede comunicar con ellos, no puede comentar el viaje, etc. El intercomunicador (instalado dentro del casco de la moto) es una solución a este inconveniente. A continuación, qué es un intercomunicador y si es legal portarlo.

¿Qué es un intercomunicador?

Es un dispositivo útil para los viajes en grupo con la moto, pues permite comunicarse con los componentes del grupo y el acompañante. El aparato consta de un micrófono y unos altavoces, que se instalan en el casco de moto. Algunos cascos lo llevan integrado.

Pros y contras del intercomunicador para moto

Varias son las ventajas de este dispositivo. La principal: evita distracciones innecesarias cuando se habla con el acompañante de la moto o se contesta una llamada de teléfono que no se puede dejar de atender. Además:

- Permite comunicarse, en grupo, con hasta 8 conductores, en un radio de 1,6 kilómetros y sin distracciones.

- Ideal para viajes largos y en grupo.

- Escuchar música.

¿Es legal?

El artículo 18.2 del Reglamento de Circulación prohíbe “conducir y utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido”. Por lo tanto, los intercomunicadores puedan ser considerados ilegales y su uso puede conllevar una multa de entre 150 y 200 € y la retirada de tres puntos del carnet. Pero hay un resquicio que ha sentado jurisprudencia y permite recurrir a los conductores sancionados. El intercomunicador no es considerado un auricular.

Que sean altavoces integrados o instalados en el casco implica una excepción y serán considerados como los altavoces del coche, que son legales, ya que no limitan ni reducen la audición de las señales acústicas del exterior. En resumen, si uno es multado por llevar el intercomunicador, puede recurrir la sanción y que esta sea anulada, pues se trata de un dispositivo que funciona como un altavoz.

 

Escuela de Conductores
byLobo Agencia Digital