AVISO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Si no acepta la instalación de las cookies, pero continúa utilizando nuestra página web, se entenderá que ha dado su consentimiento. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”. Aceptar Más información
  1. Portada >
  2. Blog >
  3. Elimina el hielo del parabrisas correctamente

Elimina el hielo del parabrisas correctamente

Conducción segura y eficiente 06 de febrero 2020

Uno de los principales inconvenientes para la seguridad vial es encontrarte hielo en el limpiaparabrisas. Como puedes imaginar, esto ocurre con bastante frecuencia en las zonas más frías de nuestro país, y por eso te dejamos a continuación algunos consejos para que puedas circular con nieve sin que la luna del coche sufra daños.

Consejos eliminar el hielo del limpiaparabrisas sin que se dañe

Siguiendo estos sencillos consejos, tu limpiaparabrisas no se romperá en caso de que la nieve se congele en él. ¡Atentos!

Sé precavido

Ya sabemos que los líquidos se pueden congelar, por lo que para evitar que esto ocurra y que se cree hielo, lo mejor es llenar el depósito con algún producto que lleve incorporado anticongelante. Es fácil encontrarlos en el mercado. Ten en cuenta que si el líquido se congela podría dañar mucho la bomba eléctrica.

No dejes que en el parabrisas haya hielo

Por suerte para ti, seguro que alguien te puede dar algún truco casero. Existen muchos para que el agua en el parabrisas no llegue a congelarse. La mayoría no funciona muy bien, pero lo que sí sirve es tapar la luna del coche con una manta o un trozo de cartón, que se sujetan tanto con las varillas del limpiaparabrisas como con las puertas. Esto hará que no se llegue a formar y que las escobillas no se peguen a la luna.

¿Y si ya se ha formado?

Bueno, entonces tocará realizar otras acciones.

Funciona bien arrancar el coche y poner la calefacción al máximo mientras dirigimos el aire al parabrisas para que lo derrita. Eso sí, no esperes a que el motor se caliente antes de que enciendas el calefactor, ya que entonces la temperatura cambiará bruscamente y puede romper el cristal.

También es una buena idea echar alcohol al parabrisas. Piensa que el alcohol se congela a una temperatura más baja que el agua, así que si la capa no es demasiado gorda, puede funcionar. Si no, la solución pasa por rascarla. Y si no quieres dañar el depósito del parabrisas, no le pongas alcohol.

Pon en marcha las escobillas. Con esto y echando líquido en la luna, cuando ya no haya restos de nieve congelada y las escobillas no estén pegadas al cristal, en el caso de que tengas anticongelante, puedes usarlo sin problema para limpiar el cristal.

Usa una rasqueta que no dañe el cristal. Esto es importante, porque si usas una de un material que no sea el adecuado, puedes rayar la luna o incluso fracturarla. Lo ideal son las que están fabricadas con plástico.

Como ves, no es demasiado complicado eliminar el hielo del cristal, todo lo que tienes que hacer es seguir estas indicaciones. ¿Las conocías?

 

 

Escuela de Conductores
byLobo Agencia Digital