Con el impulso de con el impulso de AVAE

¿Se puede circular con el maletero abierto?

Conducir con el maletero abierto puede parecer una situación trivial, pero representa un riesgo significativo para la seguridad vial. La tentación de transportar objetos grandes o simplemente olvidar cerrar adecuadamente el maletero puede tener consecuencias graves.

Puede parecer una cuestión sin importancia, pero no es así. Cabe recordar que en el examen teórico hay una pregunta recurrente y específica para esta acción: ¿está permitido dejar abiertas las puertas o el maletero para aumentar la capacidad de carga?

La respuesta dice lo siguiente: los turismos podrán transportar maletas, bultos o equipaje siempre que se coloquen en los lugares habilitados para ello. Añade que, preferiblemente, la ubicación debe ser el maletero. Por tanto, en ningún caso se puede dejar abierto para ganar espacio e incrementar su capacidad de carga.

Es una norma regulada en el Reglamento General de Circulación (RGC) y así queda establecido en su artículo 114: “Se prohíbe llevar abiertas las puertas del vehículo, abrirlas antes de su completa inmovilización y abrirlas o apearse de aquel sin haberse cerciorado previamente de que ello no implica peligro o entorpecimiento para otros usuarios”.

Además, circular con el maletero abierto puede acarrear consecuencias graves:

- La aerodinámica del vehículo se ve afectada drásticamente. Con el maletero abierto, se crea una resistencia al viento adicional, lo que puede provocar una disminución en el control del automóvil y un aumento en el consumo de combustible. Esto no solo afecta la eficiencia del vehículo, sino que también puede resultar en una conducción inestable, especialmente a altas velocidades.

- Riesgo de que los objetos almacenados en el maletero salgan despedidos, convirtiéndose en proyectiles peligrosos para otros conductores y peatones en la carretera. Incluso objetos aparentemente pequeños pueden causar daños significativos en caso de impacto. Por lo tanto, es fundamental asegurarse de que el maletero esté completamente cerrado antes de ponerse en marcha.

- La visibilidad también se ve comprometida cuando el maletero está abierto. Esto puede dificultar la capacidad del conductor para ver lo que sucede detrás del vehículo, lo que aumenta el riesgo de accidentes al cambiar de carril o al realizar maniobras de marcha atrás. Los conductores que se aproximan por detrás pueden no darse cuenta de la situación hasta que sea demasiado tarde, lo que aumenta el peligro en la carretera.

Ajustarse al reglamento

Según el artículo 15 del Reglamento General de Circulación, un vehículo de turismo solo puede llevar cargas que sobresalgan a lo ancho en la parte trasera en casos excepcionales. Si el objeto excede el ancho máximo del vehículo, incluyendo los retrovisores exteriores, no se puede transportar en el automóvil.


En caso contrario, se deben cumplir las siguientes condiciones:

  • Carga divisible: puede sobrepasar la longitud del vehículo hasta un 10%.

  • Carga indivisible: puede exceder la longitud del vehículo hasta un 10%.


Es obligatorio marcar la carga con la señal V-20, que consiste en un cuadrado con líneas diagonales rojas y blancas. Si la carga no supera el ancho, se debe colocar una señal en el extremo posterior y perpendicular al eje del vehículo. Si sobresale, se deben instalar dos señales en cada esquina formando una V invertida. En caso de tapar las luces traseras o la matrícula, se debe usar un dispositivo de alumbrado y una placa en la carga.


Una sanción económica

Circular con el maletero abierto constituye una infracción grave según el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, que modifica el artículo 76 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. Este acto se sanciona con una multa de 200 euros.


La Dirección General de Tráfico (DGT) aclara que si un objeto no cabe en el maletero del vehículo debido a su tamaño, no se puede transportar en él. Debe hacerse en un vehículo comercial o de mercancías, ya que por su naturaleza están habilitados para llevar cargas, incluso si sobresalen por delante, los laterales o por detrás.

En resumen, conducir con el maletero abierto es una práctica peligrosa que debe evitarse completamente. Es responsabilidad de cada conductor asegurarse de que el maletero esté cerrado correctamente antes de iniciar el viaje. La seguridad vial es una prioridad, y mantener el maletero cerrado es un aspecto crucial de una conducción segura y responsable.

+80.000 Alumnos desde 1977
+30 VEHÍCULOS DE PRÁCTICAS
+150 PUNTOS DE INFORMACIÓN
+6.000 HORAS DE PRÁCTICAS AL AÑO
+ 15.000 M2 DE PISTAS DE PRÁCTICAS