AVISO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Si no acepta la instalación de las cookies, pero continúa utilizando nuestra página web, se entenderá que ha dado su consentimiento. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”. Aceptar Más información
  1. Portada >
  2. Blog >
  3. Hábitos de conducción que deberíamos evitar

Hábitos de conducción que deberíamos evitar

La calidad de conducción mejora con la experiencia, pero el paso del tiempo y la mejora en la aptitud también provocan que terminemos adquiriendo malas costumbres, algunas causantes de accidentes o malestar en el resto de usuarios.

En ocasiones, la conducción se convierte casi en un acto instintivo y por ello realizamos algunas acciones que pueden poner en peligro tanto a nosotros como a los demás. Si bien los accidentes de tráfico dependen en gran medida del estado del tráfico, así como del clima o el estado de las vías o de nuestro coche, existen otros factores que también influyen.

Al volante siempre es necesario tener la máxima precaución y estar alerta a todo lo que nos rodea. No vale la pena arriesgarse a perder la vida o tener un grave accidente por mandar un mensaje de texto, llegar medio minuto antes o no parar para ir al baño. Los hábitos de conducción peligrosos son mucho más comunes entre los conductores de lo que realmente queremos reconocer, es cosa de todos concienciarnos para evitar percances.

Entre los hábitos de conducción más habituales que hay que tratar de no repetir para hacer de la carretera un lugar más seguro destacan:

- No descansar cada dos horas en trayectos largos.

- No respetar los límites de velocidad.

- Manejo del móvil y aplicaciones móviles.

- No respetar la distancia de seguridad.

- Manipular el GPS mientras se conduce.

- Adelantar por la derecha.

- No respetar las señales de circulación.

- No utilizar sistemas de retención infantil.

- Conducir sin cinturón de seguridad.

- Conducir después de beber alcohol.

Por el contrario, adquirir buenos hábitos de conducción es esencial porque, una vez que se han automatizado, nos permitirán conducir de forma más atenta.

Así, se debe mantener siempre la concentración al volante, siendo capaces de mantener nuestra atención en la carretera, aún cuando existan estímulos a nuestro alrededor que puedan distraernos. Además, es básico respetar las reglas de circulación y dejar de lado la impaciencia y la intolerancia, que son uno de los motivos principales que llevan a los conductores a superar los límites de velocidad.

Escuela de Conductores
byLobo Agencia Digital