AVISO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Si no acepta la instalación de las cookies, pero continúa utilizando nuestra página web, se entenderá que ha dado su consentimiento. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”. Aceptar Más información
  1. Portada >
  2. Blog >
  3. Empeora el estado de las carreteras en España

Empeora el estado de las carreteras en España

Conducción segura y eficiente 28 de diciembre 2017

El estado de las carreteras ha empeorado en los últimos meses porque, según el programa EuroRAP (Informe europeo de evaluación de carreteras), los tramos de riesgo elevado han aumentado un 10 %. Este programa, impulsado por entidades especializadas, da una imagen bastante realista acerca de cuál es la situación real en el sector. A continuación vamos a comentar algunas claves de dónde están los puntos más peligrosos, para evitar accidentes de tráfico, utilizando diversos medios.

Zonas de mayor riesgo

El Real Automóvil Club de España (RACE) certifica un total de 3.595 kilometros de carreteras de riesgo en España, consideradas puntos negros o rojos, según la nomenclatura. De estos, 1.101 se consideran de alto riesgo, siendo los más peligrosos para la conducción habitual.

Los principales tramos peligrosos no están distribuidos de forma homogénea por el territorio y, de hecho, hay zonas con mayor incidencia que otras. En proporción, AragónCantabriaAsturiasCastilla-León Galicia tienen más zonas de riesgo que las demás Comunidades Autónomas, por este orden.

Sin embargo, el tramo más peligroso sigue estando en Galicia, en la N-120, entre las provincias de Lugo y Ourense. Es significativo que, en la mayoría de estos tramos, no ha habido mejoras durante el último año.

Existen varios motivos que pueden sugerir que en estas zonas existan más tramos peligrosos. Por ejemplo, los trazados sinuosos, más propios de las cordilleras montañosas que de las llanuras; o las inclemencias meteorológicas en forma de lluvia, más comunes en el norte. También, y en estos últimos años esto ha sucedido con mayor frecuencia, la falta de mantenimiento, debido a las políticas públicas de austeridad, favorece que haya más baches o socavones en las vías convencionales.

En definitiva, este informe asevera que el estado de las carreteras en España tiene que mejorar, para rebajar la ratio de accidentes, y no se puede dejar pasar más tiempo.

 

 

 

Escuela de Conductores
byAgencia Digital