AVISO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. Si no acepta la instalación de las cookies, pero continúa utilizando nuestra página web, se entenderá que ha dado su consentimiento. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”. Aceptar Más información
  1. Portada >
  2. Blog >
  3. Cómo ahorrar gasolina en la conducción de un camión

Cómo ahorrar gasolina en la conducción de un camión

Transporte profesional 16 de junio 2015

Una de las mayores preocupaciones de quienes poseen el carnet de camión y trabajan en este sector es cómo ahorrar gasolina. Una tarea nada sencilla cuando se está de ruta y que, a final de mes, supone un importante desembolso económico.

Mantener el camión en buen estado y cuidar las técnicas de conducción son dos pilares sobre los que se asienta el ahorro de combustible para que el poseedor del carnet c no vea su bolsillo menguar rápidamente.

Algunas pautas que deben seguirse siempre deben ser:

  • Circular a una velocidad uniforme. Evitar acelerones o frenazos, que consumen especialmente.
  • Manejar correctamente el cambio de marchas. La primera marcha se debe utilizar solo para el arranque. A la hora de cambiar, hay que hacerlo cuando el camión alcance un máximo de 2.000–2.500 revoluciones. Cuanto más alta sea la marcha con que se circula, menor consumo.
  • Conducir con anticipación. Fijar la mirada siempre dos o tres vehículos más allá del propio, para adelantar posibles cambios en la marcha y evitar movimientos bruscos. Por ejemplo, cuando se prevea una disminución de la velocidad, se debe levantar el pie del acelerador y aprovechar la inercia, en lugar de pisar el pedal de freno.
  • Cualquier poseedor del carnet C es conocedor de la importancia de los neumáticos en el consumo de combustible. Entre un 35 y un 60% de éste se produce por la resistencia de las ruedas al rodamiento. Por ello, es recomendable, para ahorrar gasolina, utilizar neumáticos de baja resistencia a la rodadura y no llevarlos poco inflados.
  • Cuidar el nivel y la calidad de los lubricantes utilizados (especialmente, del aceite).
  • No olvidar pasar una revisión periódica del estado general del camión. Una inyección fuera de punto o un filtro de aire deficiente multiplica por dos el consumo.
  • Evitar sobrecargar al camión de peso e intentar distribuir la carga uniformemente.


Seguir estos sencillos consejos repercutirá positivamente en el ahorro de combustible del camión y, por tanto, en el bolsillo de su conductor.

 

Escuela de Conductores
byLobo Agencia Digital