1. Portada >
  2. Blog >
  3. Cadenas de nieve: cómo ponerlas

Cadenas de nieve: cómo ponerlas

Seguridad vial 25 de enero 2018

Las primeras nevadas han llegado a una gran parte de la península y, como cada año, son muchos los que se preguntan cómo se ponen las cadenas de nieve. Es algo que no se enseña a la hora de sacarse el carnet, pero muy necesario saber.

 

Consejos para colocar las cadenas de nieve

1. Se deben colocar sobre las ruedas motrices, teniendo un mayor agarre sobre la nieve o sobre el hielo, evitando así la falta de agarre, derrape y patinaje.

2. Durante la conducción hay que tener en cuenta no superar los 50 km/h.

3. Hay que ​desabrochar el aro rígido de las cadenas y asegurarse de que no estén enredadas.

4. Una vez abierta, lo primero es colocarla por detrás de las ruedas y, una vez pasadas las cadenas, se coge de los dos extremos y se comprueba que estén bien colocadas.

5.  Cerrar el aro interior asegurándose que quede centrado por detrás. A continuación, cerrar el anillo exterior.

6. Centrar las cadenas, apretar el tensor y enganchar el sobrante de la cadena.

Con estos sencillos pasos, ya estarán montadas las cadenas de nieve.

Clases de cadenas de nieve

En el mercado hay una gran variedad de cadenas de nieve. Entre las más conocidas están las metálicas, pero con la desventaja de que no se pueden utilizar para todos los coches. Su mayor ventaja radica en que son fuertes y eficaces.

Otra variedad de cadenas son las fundas de tela, que ocupan poco espacio y no provocan ruidos ni vibraciones en el coche. Son de fácil montaje y cuentan con la desventaja de que se rompen al contacto con el asfalto.

Y, por último, están las patas de araña. Son las cadenas con un mayor agarre, pudiendo ponerlas antes de llegar a la nieve. Su desventaja es que ocupan mucho espacio en el maletero, son ruidosas y con un precio mayor.

 

Etiquetas

Escuela de Conductores
byAgencia Digital